Cómo elegir hotel en Europa
Pasillo de hotel en Barcelona.

Cómo elegir hotel en Europa

Primero que nada antes de elegir hotel hay que decidir cuál es nuestro presupuesto para gastar por noche. Este es un punto muy importante para saber cómo elegir hotel en Europa.

Este es un punto muy importante para no perder el tiempo viendo hoteles que no se ajustan en nada a nuestro presupuesto.

Definir el rango de precios

El rango de precios medio de un hotel con baño privado en las ciudades europeas ronda entre los € 80 y € 150, es un rango bastante amplio pero sirve para hacer un cálculo rápido de presupuesto. Hay fechas con mucha demanda donde los precios suben y todo lo contrario, fechas de baja demanda donde los precios bajan de manera increíble. Más allá de esto cada uno sabe cuánto puede gastar.

Para definir cuánto pagar por un hotel en Europa, buscamos en los grandes sitios de reservas hoteleras, utilizando siempre fechas concretas. Ahí podremos aplicar distintos filtros como para obtener una idea de cuál es el precio de la noche promedio en el destino.

Pasillo de hotel
Pasillo de hotel en Barcelona.

Otro tema a tener en cuenta es que si reservas con antelación, tratá de hacerlo en reservas que permitan cancelación. Esto es así ya que a veces cerca de la fecha del viaje los precios bajan de manera notable (no siempre) y lo que podes hacer es tomar una nueva reserva al mejor precio y dar luego de baja la vieja.

Si por algún motivo ya no podes dar de baja la reserva y encontrás precios más bajos, fíjate si podes comunicarte con quien hicistes la reserva. La mayoría de las veces te van a mejorar el precio.

Privilegiar la ubicación

Lo ideal siempre es un hotel bien ubicado a un buen precio, pero desgraciadamente no es nada fácil de encontrar en las ciudades más visitadas de Europa. Los hoteles céntricos generalmente son caros. Y los que son baratos es porque son malos. Por supuesto que puede haber excepciones que confirmen la regla.

Hay que tener mucho cuidado con los hoteles económicos en las zonas turísticas, generalmente muestran fotos que son mucho más lindas que la realidad. Aparte es común que se trate de departamentos anexos a un hotel, para lo cual hay que salir a la calle.

Entonces allí ya no hay recepción ni la seguridad que uno espera de un hotel. Es lo mismo que alquilar un departamento prácticamente. Por lo que primero que nada hay que asegurarse de que lo que estemos contratando sea un hotel verdadero, con recepción y los servicios que uno espera.

Verificar las comodidades del hotel

Otros hoteles a veces no tienen ascensor o las habitaciones son súper pequeñas. Es importante verificar la hora del check in y check out, ya que a veces uno llega cansado pero no puede ingresar a la habitación hasta la hora del check in.

Recordar que fuera de Argentina es muy raro que los baños tengan bidet, y si lo tienen, en general no tiene la regadera central.

Si me preguntan, yo por sobre todo, una vez definido mi presupuesto, privilegio la ubicación. No solo de las principales atracciones, sino de los medios de transporte. Uno puede reservar un hotel que no esté en pleno centro, pero si está bien cerca de por ejemplo el metro, se puede mover de igual manera cómodamente. También hay que verificar que la zona donde se ubique el hotel sea amigable.

Es decir que se encuentre en una zona segura, sobre todo de noche, y con lugares cerca para comer o supermercados donde comprar provisiones.

Respecto al equipamiento va a depender de cada viajero. Pero en líneas generales si vamos a un lugar caluroso buscaremos que tenga aire acondicionado, si hace frio calefacción.

Además es muy útil que tenga mini bar. Allí podremos guardar el agua que compremos para consumir durante el día en las excursiones.

Elegir con estas cosas en mente, va a reducir la suerte necesaria para contratar un hotel que nos conforme y nos haga pasar buenos momentos de descanso.

Ver la reputación del hotel

Muchos hoteles pedirán una tarjeta de crédito como garantía. A tener en cuenta.

Leer los comentarios sobre el hotel y ver cuántos comentarios tiene, es una buena forma de asegurarse de estar eligiendo bien. Pero siempre ver bien cuantos comentarios tienen, si tiene pocos comentarios no es buena referencia.

Inclusive uno puede consultar con clientes que ya estuvieron en el hotel a través de foros o aplicaciones.

Si viajas con necesidades especiales, como por ejemplo llevando un mascota o tenés algún problema de locomoción, o cualquier otra particularidad, por favor cheque bien todas las características del alojamiento, ya que como decía más arriba, en Europa pasan cosas que uno no se imagina que pasen en un hotel y menos en el primer mundo.

Deja una respuesta