El río Nilo en crucero

El río Nilo en crucero

Para conocer gran parte de los atractivos de Egipto la forma más clásica es navegar el río Nilo en crucero. Es así que tomamos un crucero por el río Nilo como parte de un tour que hicimos por Egipto.

%MINIFYHTMLcbbd74229464f8310a625a99d51f714111%%MINIFYHTMLcbbd74229464f8310a625a99d51f714112%

Embarcamos luego de llegar en un avión de Egypt Air a la ciudad de Aswan, ubicada al sur de Egipto.

Llegar a Aswan

Es así que una vez bajamos del avión nos dirigimos a conocer la famosa presa de Aswan. Esta presa sirvió para regular las inundaciones periódicas del Nilo, y tuvo impacto sobre la cuenca hasta casi 500 km río arriba, de los cuales los últimos 150 km ya pertenecen a Sudan. La construcción de esta presa obligo a reubicar barios templos y monumentos históricos. Como el templo de Filae y Abu Simbel.

Los obeliscos egipcios

Luego de recorrer la presa y ver los paisajes nos dirigimos al Obelisco Inacabado. Allí se puede observar cómo se fabricaban los obeliscos egipcios, ya que hay uno a medio hacer. Básicamente el proceso consistía en tallar el mismo en una solo pieza en el granito. Este obelisco se les rompió en el medio del proceso y lo abandonaron.

En la actualidad hay varios obeliscos egipcios reubicados por el mundo: 10 obeliscos en Italia, 3 en Inglaterra, 1 en USA, 1 en Estambul, 1 en Japón, 1 en Israel, 1 en el Vaticano y otro en París.

El río Nilo en crucero

Luego de aquí fuimos a dar un paseo en faluca. La faluca es una embarcación típica del Nilo. El timonel de la faluca fumaba la narguile todo el tiempo, según entiendo le ponen alguna hierva como para tener energía durante el día. Es muy recomendable recorrer el Nilo de esta manera, bien cerca del río.

Luego de paseo fluvial, nos llevaron finalmente al barco en el que haríamos el crucero fluvial. El mismo consta en navegar por tres noches río abajo, es decir en dirección norte. Estábamos tan cansando por habernos levantado a las 4 de la mañana para viajar que dormimos casi todo el día hasta las tarde.

Templo de Kom Ombo

Cerca de las 19.30 hs el barco paró para poder conocer el templo de Kom Ombo, dedicado al dios cocodrilo (Sobek). El templo aún conserva los colores originales en los lugares donde no le dio el sol, además al estar en un promontorio al lado del río es realmente uno de los templos más lindos. Después de recorrer el templo casi de noche y ver el Nilómetro, que era un pozo graduado que se utilizaba para calcular los impuestos anuales, ya que el mismo estaba comunicado con el Nilo, y según la creciente del río era la cosecha que se podía tener.

Hay que recordar que Egipto no pasaba por un buen momento económico, por lo que realmente los vendedores, muchas veces niños, se ponían realmente pesados. Es así que uno termina atosigado cada vez que los cruza, además siempre son muchos, es una situación fea pero parte de la realidad del lugar.

Templo de Edfu

Al otro día, por la mañana muy temprano el barco ya estaba parado en la ciudad de Edfú a 110 km de Aswan. Desayunamos y a las 6:30 de la mañana ya salimos a conocer el templo de Edfu.

Este es el segundo templo más grande de Egipto y se encuentra en muy buen estado de conservación. En su interior lo que más me impactó fue como fueron vandalizados los bajo-relieves originales (el Islam no es muy amigo de las figuras humanas) y además el altar cristiano que hay en su interior, marcado por una cruz tallada en la rocas que conforman el templo.

Templo de Edfu.
Ingreso al templo de Edfu.

Luego de eso volvemos al barco, que zarpa y navega todo el día. Así que nos pasamos el día viendo las orillas del Nilo. Es impresionante el calor que viene del desierto. En ciertas partes pasamos cerca de acantilados que irradiaban un calor terrible. Esa noche llegaríamos a Luxor.

Luxor

Ya en Luxor y otra vez temprano, esto debido a que hay menos gente y hace menos calor, partimos a conocer la orilla occidental, la orilla de los muertos, porque es por donde se va el sol.

Valle de los Reyes

Allí fuimos directo al Valle de los Reyes. El mismo es un cañadón que está plagado de tumbas de faraones, hay al menos 63 descubiertas hasta ahora. Nosotros entramos a la de Ramses I y Ramses IV, están muy bien conservadas y mantienen los colores originales.

El ambiente en las tumbas no es asfixiantes pero si pegajoso. Recordemos que las tumbas se iniciaban casi paralelamente con el reinado del faraón y tenían para construir todo el tiempo que estos vivieran.

Es por eso que la tumba de Tutan Kamon que reinó muy pocos años, no tiene los detalles de las demás ya que no tuvieron tiempo de hacerla debido a que murió súbitamente y joven.

Al Deir Al Bahari

Otra excursión obligada es el templo de la reina Hatstchepsut (Al Deir Al Bahari), queda en la misma orilla. Si bien esta reina fue muy importante en la historia de Egipto, y se asocia el templo con ella, este es en realidad un complejo que engloba dos templos más además que el de la reina. Ellos son el de Nebhepetre Mentuhotep II y el de Tutmosis III.

Luego de esto pasamos por los colosos de Menom y volvimos al barco, hacía un calor insoportable.

La ciudad de Luxor

Ya por la tarde fuimos a conocer la ciudad de Luxor es una ciudad cuya gran importancia reside en que contiene a los dos templos más importantes de Egipto que son Karnak y Luxor (de este templo proviene la palabra lujo), pero esa tarde no entramos a ningún templo, solo paseamos, hicimos algunas compras, y entramos a un Mc Donald. Esto último fue increíble porque mientras comíamos una hamburguesa veíamos el templo de Luxor a pocos metros. De ahí vuelta al barco y es noche fiesta de despedida.

Al otro día, ya con los bolsos cargados, nosotros y dos mujeres más que estaban de viaje con nosotros desde que llegamos a Egipto, salimos rumbo a Hurgada, pero antes fuimos al templo de Luxor.

El origen de la palabra lujo

El esplendor en su época de este templo, llevó a relacionar Luxor con la opulencia y se acuñó el término lujo. Como casi todos los templos de Egipto tienen edificaciones de distintas épocas una arriba de la otra.

El templo más grande, Karnak

Karank es en realidad un complejo de templos y santuarios. Es por lejos el más grande de todos en Egipto. El complejo fue construido, desmantelado, reconstruido y decorado a lo largo de 1500 años. Una de las partes más famosas del templo es la sala Hipostila, que está conformada por 134 columnas gigantes. Además hay un lugar donde un escarabajo concede deseos. Y funciona.

Estuvimos poco tiempo para un lugar tan grande, aparte por experiencia personal anterior pienso que la mejor hora para visitar el templo es por la tarde cerca de la puesta del sol. Además aquí hay un show de luz y sonido muy pero muy bueno, que permite un recorrido nocturno por el templo (solo por el camino al sitio del show).

Y eso fue todo. Así terminó nuestro tour por el río Nilo en crucero. Esperemos volver pronto ya que es un destino inagotable.

Deja una respuesta